Embalaje_

Realiza un embalaje correcto

Es responsabilidad del remitente realizar un embalaje adecuado en función de la tipología del dispositivo, así como de etiquetar el envío con datos completos de remitente y número de localizador (referencia facilitada al final del proceso), incluyendo teléfonos de contacto.

Queremos que tu envío siempre llegue a su destino en las mejores condiciones posibles, por ello te aconsejamos sobre cómo embalarlo en función del tipo de mercancía que quieras enviar.

embalaje05

Dispositivos móviles y tablets

Protección de cartón y plástico burbuja en cantidad para envolver los dispositivos. Aconsejable también utilización de poliespán. El embalaje idóneo sería dentro de la caja del dispositivo original si se conserva.

embalaje06

Ordenadores y portatiles

Cartón duro con protecciones internas de poliespán y/o plástico burbuja que dejen inmovilizado el material.

 

¿Conoces las características de cada tipo de embalaje? Consúltalas y averigua cuál es el que más se adapta a tu envío.

 

Papel burbuja

El papel burbuja es protector, flexible, ligero e impermeable. Es perfecto para envolver y proteger el dispositivo en el transporte.

Envuelve cada artículo por separado y asegúrate de utilizar tantas capas de papel burbuja como sean necesarias para proteger todo el producto, incluidos bordes y esquinas, así como de que el contenido no se mueva dentro de la caja.

 

Relleno y protección

El poliestireno sirve para proteger los artículos en el interior del paquete, ya que fija el artículo embalado amortiguando así los impactos y caídas.

Asegúrate de utilizar la cantidad de relleno necesaria para que el contenido no se mueva dentro del paquete. Se utiliza sobre todo como relleno en el envío de artículos ligeros.

 

Papel de envolver (Papel kraft)

Se dobla y se arruga para rellenar el espacio vacío dentro de un paquete en artículos con un peso medio. Utilízalo alrededor del contenido y entre los distintos artículos para llenar espacios vacíos. También se utiliza para envolver y proteger artículos pequeños.

 

Cartón ondulado

El cartón ondulado protege los productos. Se utiliza como protector entre el producto y la caja o contenedor en productos pesados. Se le puede dar forma para proteger y aumentar la solidez del producto.

 
 

Utiliza las cajas adecuadas

Lo ideal es una caja de cartón rígido, que no presente ningún defecto y que sea lo suficientemente espaciosa para que quepa el objeto y el material amortiguador.

Si es una caja reutilizada, asegúrate de que esté en buenas condiciones: sin cortes, rajas ni esquinas dañadas y que todas las solapas estén intactas. Retira las etiquetas y marcas de envíos previos.

 

Coloca protección interior

Conviene utilizar el material amortiguador adecuado, procurando no dejar ningún hueco para evitar que la mercancía pueda moverse dentro de la caja.

En caso de que el envío contenga varios objetos, envuelve cada uno de ellos por separado y, antes de meterlos en la caja, añade material amortiguador. Introduce los diversos objetos y rellena con el material amortiguador todos los huecos hasta cubrir completamente la caja, de tal manera que sea imposible cualquier movimiento dentro de la misma. Recuerda mantener los artículos frágiles lo más alejados posible de las caras y esquinas de la caja.

 

Precinta correctamente el paquete

Comprueba que la caja esté precintada correctamente por todas sus caras. Esto evitará que pueda abrirse o caerse el contenido. Utiliza una cinta adhesiva con un ancho adecuado. Da más de una pasada e, incluso, cubre las aristas para evitar así cualquier entrada de humedad.

 

Pega correctamente la etiqueta de dirección

Utiliza una etiqueta donde aparezcan claramente los datos de remitente y destinatario (nombre, dirección completa y teléfono). Coloca en el sobre o caja una única etiqueta, asegurándote que no existen otras direcciones escritas, excepto si la caja es grande, caso en el que es conveniente colocar dos (por supuesto, con los mismos datos).

Pon la etiqueta en el centro de la cara y no la coloques en las esquinas o aristas. Si se trata de objetos irregulares, asegúrate que está bien sujeta y colocada en sitio visible. Es recomendable cubrir la etiqueta con cinta adhesiva transparente, para evitar así que se despegue o que cualquier tipo de humedad borre los datos.